Sus derechos a tomar decisiones
de cuidado de la salud
Un resumen de la ley de Connecticut

preparado por la Oficina del Fiscal General
para el Departamento de Servicios Sociales y el
Departamento de Salud Pública© 2006
 
 
Sus derechos a tomar decisiones de cuidado de la salud
Fiscal General Richard Blumenthal
Usted tiene derecho a tomar decisiones de cuidado de la salud
relacionadas con el cuidado médico que recibe. Si no desea ciertos
tratamientos, tiene derecho a decir a su médico que no los desea y a
que sus deseos sean respetados.
Usted tiene también derecho a recibir información de su médico para
ayudarlo a tomar una decisión acerca de qué cuidado médico se le
provee a usted.
Podrá haber un momento en que usted no pueda participar activamente
en determinar su tratamiento debido a una enfermedad seria, una lesión
u otra incapacidad.
Este librito trata las opciones disponibles en Connecticut para ayudarlo a
brindar instrucciones escritas para guiar a su médico, su familia y otros
acerca de qué opciones de tratamiento usted desea que se tomen si usted
no está en condiciones de expresar sus deseos. También le muestra cómo
designar a alguien para que tome decisiones en nombre de usted.

Preguntas frecuentes
P: ¿Tengo derecho a tomar decisiones acerca del cuidado de la salud?
R: Sí. Los pacientes adultos de Connecticut tienen derecho a determinar
qué tratamiento médico recibirán, si es que recibirán alguno. Si usted
puede comprender la naturaleza y las consecuencias de las decisiones
sobre el cuidado de la salud que se le está pidiendo tomar, usted podrá
acceder a un tratamiento que puede ayudarlo, o podrá rehusar un
tratamiento, aun cuando el tratamiento podría ayudar a mantenerlo
vivo más tiempo.

P: ¿Tengo derecho a la información necesaria para tomar una decisión sobre el cuidado de la salud?
R: Sí. Los médicos tienen la responsabilidad de brindar a los pacientes
información que los ayude a tomar una decisión. Su médico le explicará:
• qué tratamientos pueden ayudarlo;
• cómo puede afectarlo cada tratamiento, es decir cómo puede ayudarlo
y qué problemas serios o efectos colaterales puede causar el
tratamiento, si es que causa alguno;
• qué puede ocurrir si usted decide no recibir tratamiento.
Su médico podrá recomendar también qué tratamiento es médicamente
apropiado, si existe alguno, pero la decisión final le corresponde a
usted. Toda esta información se brinda para que usted pueda ejercer su
derecho a decir su tratamiento sabiamente.

P: ¿Qué son las directrices anticipadas?
R: Las directrices anticipadas son un documento legal mediante el cual
usted puede brindar sus instrucciones o expresar sus preferencias con
relación a su cuidado médico y/o designar a alguien para actuar en
nombre de usted. Los médicos y otras personas las usan cuando usted
no está en condiciones de tomar o comunicar sus decisiones acerca de
su tratamiento médico.
Las directrices anticipadas se preparan antes de que ocurra cualquier
condición o circunstancia que le impidan tomar una decisión activamente
acerca de su cuidado médico.
En Connecticut existen dos tipos de directrices anticipadas:
• el testamento en vida o instrucciones sobre el cuidado de la salud
• la designación de un representante del cuidado de la salud

P: ¿Debo tener directrices anticipadas?
R: No. Usted no necesita hacer un testamento en vida u otro tipo de directrices
anticipadas para recibir cuidado médico o para ser admitido a un
hospital, un hogar de ancianos u otro centro de cuidado de la salud. No
se le puede negar a ninguna persona cuidado médico o admisión en
base a si ha firmado o no un testamento en vida u otro tipo de directrices
anticipadas.
Si alguien se rehúsa a brindarle cuidado médico o a admitirlo a menos
que firme un testamento en vida u otro tipo de directrices anticipadas,
contacte al Departamento de Salud Pública, en Hartford, Connecticut, al
teléfono 860-509-7400.

P: ¿Qué es un testamento en vida?
R: Un testamento en vida es un documento que indica sus deseos con
relación a cualquier tipo de cuidado de la salud que usted podría
recibir. Si usted se encuentra en una condición terminal o permanentemente
inconsciente, el testamento en vida también podrá decir a su
médico si usted desea que lo mantengan vivo “sistemas de soporte de
vida” o si usted no desea recibir esta clase de tratamiento, aun cuando
produzca su muerte. Un testamento en vida entra en vigencia sólo cuando
usted no está en condiciones de tomar o comunicar sus decisiones
acerca de su cuidado médico.

P: ¿Qué significa condición terminal o permanentemente inconsciente?
R: Un paciente se encuentra en una “condición terminal” cuando el médico
encuentra que el paciente tiene una condición que es (1) incurable o
irreversible y (2) producirá la muerte dentro de un tiempo relativamente
corto si no se le proveen sistemas de soporte de vida.
“Permanentemente inconsciente” significa un coma permanente o un
estado vegetativo persistente en el que el paciente no es consciente de
sí mismo o de su entorno, y no responde a estímulos.

P: ¿Qué es un sistema de soporte de vida?
R: Un “sistema de soporte de vida” es una forma de tratamiento que sólo
demora el momento de su muerte o lo mantiene en un estado de inconciencia
permanente. Los sistemas de soporte de vida incluyen, entre
otras cosas:
• dispositivos como respiradores y diálisis;
• resucitación cardiopulmonar (RCP);
• alimentos y fluidos provistos por medios artificiales, como tubos de
alimentación y fluidos intravenosos.
No incluye
• medios normales de comer y beber, como comer con la ayuda de otra
persona o mediante una pajilla
• medicación que ayuda a manejar el dolor.

P: ¿Recibiré medicación para el dolor si tengo un testamento en vida?
Sí. Un testamento en vida no afecta el requisito de que su médico le
brinde medicación para el dolor o un cuidado que busca exclusivamente
mantener su comodidad física (por ejemplo, cuidado que busca
mantener su circulación o la salud de su piel y músculos). Este tipo de
cuidado debe ser brindado siempre que corresponda.

P: ¿Qué es un representante de cuidado de la salud?
R: Un representante de cuidado de la salud es una persona que usted
autoriza por escrito para tomar cualquier decisión de cuidado de salud
en nombre de usted, incluyendo la decisión acerca de retener o retirar
sistemas de soporte de vida. Un representante de cuidado de la salud
no actúa a menos que usted no esté en condiciones de tomar o comunicar
sus decisiones acerca de su cuidado médico. El representante de
cuidado de la salud tomará decisiones acerca del cuidado de la salud
en nombre de usted basándose en los deseos de usted, según se indican
en un testamento en vida o sean conocidos de otra forma por su
representante de cuidado de la salud. En el caso que sus deseos no
sean claros o surja una situación que usted no previó, su representante
de cuidado de la salud tomará una decisión según los mejores intereses
de usted, basándose en lo que se conozca de los deseos de usted.

P: ¿Qué tipo de decisiones de tratamiento pueden ser tomadas por un
representante de cuidado de la salud?

R: Un representante de cuidado de la salud puede tomar cualquier decisión
acerca del cuidado de la salud por usted, incluyendo la decisión de
aceptar o rehusar cualquier tratamiento, servicio o procedimiento usado
para diagnosticar o tratar cualquier condición física o mental. El representante
de cuidado de la salud puede también tomar la decisión de
brindar, retener o retirar sistemas de suporte de vida. El representante
de cuidado de la salud no puede tomar decisiones para ciertos
tratamientos específicos que tienen requisitos especiales por ley.

P: ¿Cómo sabrá mi representante de cuidado de la salud cuándo involucrarse en tomar decisiones en mi nombre?
R: En cualquier momento luego de que usted designe a su representante
de cuidado de la salud, éste podrá pedir al médico que lo atiende a
usted que brinde una notificación por escrito si el médico encuentra
que usted no está en condiciones de tomar o comunicar sus decisiones
acerca del cuidado médico de usted. Aun cuando su representante de
cuidado de la salud no lo haga, los proveedores de cuidado de la salud
de usted generalmente buscarán al representante de cuidado de la salud
de usted una vez que determinen que usted no está en condiciones de
tomar o comunicar sus decisiones acerca de su cuidado médico.

P: ¿Qué es un tutor?
R: Un “tutor de la persona” es alguien designado por el Juzgado de
Sucesiones cuando éste encuentra que una persona es incapaz de cuidar
de sí misma, incluyendo la incapacidad de tomar decisiones acerca de
su cuidado médico. Una persona que está bajo la tutela de un juzgado
es conocida como un “tutelado”.
El tutor de la persona es responsable de asegurarse de que las necesidades
de salud y seguridad del tutelado son tomadas en cuenta, y generalmente
también tiene el poder dar el consentimiento para el cuidado
médico, tratamiento y servicios del tutelado.
Usted puede designar anticipadamente a la persona que usted quiere
que el Juzgado designe como su tutor si usted se vuelve incapaz de
tomar sus propias decisiones. Si usted tiene un tutor, esta persona será
consultada en todas las decisiones de cuidado médico. Sin embargo, si
usted tiene un testamento en vida, el consentimiento del tutor no es
requerido para llevar a cabo los deseos de usted según se indican en el
testamento en vida.
Si se designa un tutor luego para usted, la persona deberá seguir las
instrucciones de cuidado de la salud de usted, ya sea como se expresan en
un testimonio en vida o según sean conocidos de otra forma por su tutor
mientras usted estuvo en condiciones de tomar y comunicar decisiones
de cuidado de la salud. Además, un tutor no puede revocar las directrices
anticipadas de usted sin una orden de un juzgado de sucesiones.

P: ¿Cómo se toman decisiones si tengo a la vez un representante de
cuidado de la salud y un tutor?

R: En general, la decisión de un representante de cuidado de la salud será
seguida si el tutor y el representante de cuidado de la salud no están de
acuerdo, a menos que el juzgado de sucesión ordene lo contrario. Esta
regla podrá no aplicarse cuando el tutor ha sido designado en algunas
situaciones particulares.

P: ¿Qué directrices anticipadas debería tener yo?
R: Si usted quiere estar seguro de que sus deseos acerca de su cuidado
médico sean conocidos si no está en condiciones de expresarlos por sí
mismo, deberá tener un testamento en vida y también deberá designar
un representante de cuidado de la salud. Cada una de estas directrices
anticipadas tiene una importancia especial.
Si usted no está en condiciones de tomar o comunicar sus preferencias
con relación a su cuidado médico, su médico seguramente recurrirá
primero a su testamento en vida para conocer los deseos de usted. Su
representante de cuidado de la salud puede tomar decisiones en nombre
de usted según lo que indica su testamento en vida. En situaciones
no abordadas por su testamento en vida, su representante de cuidado
de la salud puede tomar una decisión según los mejores intereses de
usted que sea consistente con lo que se conoce acerca de los deseos
de usted.

P: ¿A quién puedo designar como mi representante de cuidado de la
salud o como mi tutor?

R: Si lo desea, usted puede designar a la misma persona para que sea su
representante de cuidado de la salud y para que sea su tutor. Las siguientes
personas no pueden ser designadas como su representante de
cuidado de la salud:
• su médico;
• si usted es un paciente en un hospital o un hogar de ancianos, o si
ha solicitado admisión, los operadores, administradores y empleados
del centro;
• un administrador o empleado de una agencia del gobierno
responsable de pagar su cuidado médico.
Fuera de estas restricciones, usted puede nombrar a cualquier persona
que considere apropiada para servir como su representante de cuidado
de la salud. Por supuesto, usted debería hablar con la persona que
piensa designar y asegurarse de que está dispuesta a servir y actuar
según los deseos de usted.

P: ¿Necesito un abogado para crear directrices anticipadas?
R: No. Usted no necesita un abogado para crear directrices anticipadas.
Usted puede usar los formularios de este librito.

P: ¿Necesito un escribano para crear directrices anticipadas?
R: Excepto en el caso de los formularios opcionales, los formularios no
requieren la intervención de un escribano. Un formulario adicional opcional,
denominado declaración jurada de testigos, que se incluye entre los
formularios de este librito, requiere que un escribano público o un
abogado certifiquen las firmas de los testigos. Este formulario se trata
con más detalle en la próxima sección. Si usted tiene preguntas legales,
debería consultar a un abogado.

P: ¿Debo firmar mis directrices anticipadas frente a testigos?
R: Sí. Usted debe firmar el documento en presencia de dos testigos a
fin de que las directrices anticipadas sean válidas. Los testigos luego
firman el formulario.
Para el testamento en vida y la designación del representante para el
cuidado de la salud, se brinda un formulario opcional en este librito. Se
llama declaración jurada de testigos. Es la declaración jurada de los
testigos de que lo vieron a usted firmar el testamento en vida o formulario
de designación, que usted estaba en su sano juicio, y que fue su
decisión libre hacerlo. En caso que hubiera una disputa acerca de su
testamento en vida o la designación de un representante de cuidado
de la salud, las declaraciones juradas de los testigos apoyan su validez.
Esta declaración jurada requiere el uso de un abogado o un escribano
público. Ningún otro formulario requiere el uso de un escribano o un
abogado.

P: ¿Quiénes pueden ser testigos de mi firma en las directrices anticipadas?
R: En general, la ley de Connecticut no indica quiénes pueden o no pueden
ser testigos de sus directrices anticipadas. Una excepción importante es
que la persona que usted designe para que sea su representante de
cuidado de la salud o como su tutor no puede ser un testigo de la firma
de usted en el formulario de designación.
P: Una vez que completo las directrices anticipadas, ¿qué debo hacer¿
R: Usted debería avisar a las siguientes personas que usted ha completado
directrices anticipadas y darles copias de las directrices que ha hecho:
• su médico;
• la persona o personas que usted ha designado como sus representantes
de cuidado de la salud,
• todo el que hará conocer la existencia de sus directrices anticipadas
si usted no lo puede hacer por usted mismo, como familiares, amigos
cercanos, su representante del clero o su abogado.
Usted debería traer también copias con usted cuando es admitido a un
hospital, un hogar de ancianos u otro centro de cuidado de la salud.
Las copias pasarán a integrar su registro médico.

P: ¿Luego de completar las directrices anticipadas, ¿puedo revocarlas?
R. Sí. Usted puede revocar su testamento en vida o su designación de un
representante de cuidado de la salud en cualquier momento. Un testamento
en vida puede ser revocado ya sea verbalmente o por escrito. Si
usted firma un nuevo testamento en vida, podría revocar todo testamento
en vida anterior que haya hecho.
Sin embargo, para revocar su designación de un representante para el
cuidado de la salud, deberá hacerlo por escrito, observado y firmado
por dos testigos, a fin de que la revocación sea válida.Recuerde cada vez
que usted revoque directrices anticipadas de avisar a su médico y
demás personas que tienen copias de sus directrices anticipadas.
Para revocar su designación de un tutor, puede hacerlo ya sea por
escrito o haciendo una nueva designación que indique que las designaciones
anteriores se revocan. Es aconsejable poner por escrito toda
revocación. Sin embargo, una vez que un juzgado ha designado un
tutor, no puede ser revocado sin una orden del juzgado.

P: ¿Si ya tengo un testamento en vida o he designado a alguien para
tomar decisiones relacionadas con el cuidado de la salud, ¿necesito
un testamento nuevo?

R. No. Los estatutos para testamentos en vida de Connecticut fueron
revisados con vigencia 1 de octubre de 2006. Si su testamento en vida y
otras directrices anticipadas, como un agente de cuidado de la salud o
una carta poder para el cuidado de la salud, fueron completados antes
de esta fecha, siguen siendo válidos, si bien son ligeramente diferentes
de las nuevas directrices anticipadas.
El 1 de octubre de 2006 el representante de cuidado de la salud reemplazó
la designación de un agente de cuidado de la salud y una carta
poder para el cuidado de la salud. El representante de cuidado de la
salud es, de hecho, una combinación de estos dos tipos de directrices
anticipadas. El nuevo testamento en vida dejará en claro que el testamento
en vida puede ser usado para brindar las instrucciones de usted
con relación a cualquier tipo de cuidado de la salud, y no sólo acerca de
sistemas de soporte de vida.

P: ¿Si no tengo directrices anticipadas, ¿cómo se considerarán mis deseos
si no puedo hablar por mí mismo?

R: Si usted no está en condiciones de tomar y comunicar su decisión con
relación a su cuidado médico y usted no tiene un testamento en vida,
su médico podrá consultar a otras personas para determinar cuáles son
los deseos de usted con relación a la retención o el retiro de sistemas
de soporte de vida. Si usted ha tratado sus deseos con su médico, éste
conocerá, por supuesto, sus deseos expresados. Su médico podrá preguntar
también a su representante de cuidado de la salud, su familiar
más cercano o familiares cercanos y a su tutor, si ha sido designado
uno, qué les ha dicho usted con relación a sus deseos relacionados con
retener o retirar sistemas de soporte de vida. Si los deseos de usted no
son conocidos, entonces se tomarán decisiones basadas en los mejores
intereses de usted.
No se recomienda que usted dependa de instrucciones verbales dadas
a estas personas para hacer conocer los deseos de usted. Si no hay
ningún testamento en vida, se requiere que este tipo de instrucciones
sean específicas y podrían necesitar ser probadas en un tribunal. Se le
aconseja que complete un testamento en vida o designe a un representante
de cuidado de la salud si desea estar seguro de que los deseos de
usted sean entendidos y conocidos en caso de que usted no esté en
condiciones de indicarlos usted mismo.

P: ¿Qué es un documento de donación anatómica?
R: Es un documento en el que usted hace una donación de todo su
cuerpo o alguna parte de su cuerpo, que entra en efecto al morir. Todo
adulto puede hacer una donación anatómica por escrito, incluso
mediante un testamento, una tarjeta de donante o mediante una
declaración impresa o adjunta a una licencia de operador de un
vehículo automotor. Una donación anatómica puede hacerse para el
propósito de transplantes, terapia, investigación, educación médica o
dental, o el progreso de la ciencia médica o dental. Si usted no limita
el propósito de la donación a uno o más de estos usos, la donación
podrá ser usada para cualquiera de estos propósitos. Usted puede
escoger quién recibe la donación: un hospital, un médico, una universidad,
o un grupo de obtención de órganos. Usted podrá especificar
también que la donación puede ser usada para un transplante o la
terapia para una persona específica. Si nadie es nombrado para recibir
la donación, cualquier hospital podrá hacerlo.

P: ¿Puedo revocar una donación anatómica?
R: Sí. Una donación anatómica puede ser revocada o cambiada sólo mediante
(1) una declaración firmada; (2) una declaración verbal en presencia
de dos testigos; (3) o informando a su médico, si usted está en una
condición terminal. Una donación anatómica no podrá ser revocada
luego de la muerte del donante.

P: ¿Qué pasa si tengo más preguntas?
R: Si usted tiene preguntas adicionales acerca de las directrices anticipadas,
trátelas con su médico y su familia. Un trabajador social, un representante
del paciente o un capellán podrán asistirlo, pero no pueden
brindar asesoramiento legal. Si tiene preguntas legales, deberá hablar
con un abogado. Usted puede visitar la pagina de internet del la Oficina General del Abogado de Connecticut http://www.ct.gov/ag/cwp/browse.asp?a=2130&bc=0&c=19278 para las copias de los directices anticipados. Para copias imprimidas, visite porfavor el Departamento de Relaciones del Paciente o ll¿¿me al (860) 545-1400.