Hartford Hospital

Conditions In Brief

Search for

El cáncer de vejiga es un crecimiento anormal y no regulado de las células que conforman la vejiga urinaria.

La vejiga urinaria es un órgano muscular hueco ubicado en la cavidad pélvica. En las mujeres, está enfrente de la vagina y en los hombres, está enfrente del recto. La vejiga almacena orina producida por los riñones. Cada riñón tiene un tubo (uréter) que sale de él y lleva a la vejiga. La sangre del cuerpo se filtra a través de los riñones. Las sustancias de la sangre que se pueden usar por el cuerpo y cierta cantidad de agua se envían de regreso dentro del torrente sanguíneo. Los productos de desecho y el exceso de líquido (juntos llamados orina) de cada riñón viajan hacia abajo de los uréteres y dentro de la vejiga. Esta orina se acumula en la vejiga hasta que sea segregada (orinada) por el cuerpo.

La Vejiga

The bladder
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Un tumor de la vejiga crece cuando las células de la vejiga se vuelven cancerosas. Estas células cancerosas comienzan a dividirse y multiplicarse más rápido que las células normales. Las células cancerosas también carecen de la capacidad para organizarse de manera normal, y tienen la capacidad de invadir otro tejido normal.

Existen dos tipos principales de cáncer de vejiga: papilar y no papilar. Un tumor papilar de vejiga es un crecimiento verrugoso que se sujeta a la vejiga mediante un tallo. Un tumor no papilar de vejiga yace de manera horizontal contra el tejido de la vejiga por sí mismo, y por lo tanto tiene el potencial de ser más serio. Afortunadamente, la mayoría de los tumores de vejiga son papilares (aproximadamente el 70%).

El cáncer de vejiga es el segundo tipo más común de tumor que afecta el tracto genitourinario, que incluye el riñón, vejiga, y órganos reproductivos. El cáncer de próstata es el más común. El cáncer de vejiga es el cuarto tipo más común de tumor sólido. En los Estados Unidos, aproximadamente 57, 400 nuevos casos de cáncer de vejiga se diagnostican cada año, y aproximadamente 12,500 personas mueren a causa de esta enfermedad anualmente. La edad promedio al momento del diagnóstico es de 65 años. Los hombres son más propensos que las mujeres a desarrollar cáncer de vejiga; aproximadamente cinco hombres por cada dos mujeres serán diagnosticados con la enfermedad. Los caucásicos son más propensos que los afroamericanos a desarrollar cáncer de vejiga.

La mayoría de las personas que desarrollan cáncer de vejiga parecen haber estado expuestas a ciertas sustancias tóxicas. Los fumadores son particularmente propensos a desarrollar cáncer de vejiga, posiblemente a causa de los químicos causantes de cáncer en el tabaco; de hecho, investigación muestra que más de la mitad de todas las personas con cáncer de vejiga son fumadoras. Los químicos industriales también se conocen por causar cáncer de vejiga. Otras cosas que irritan la vejiga en el transcurso de largos periodos de tiempo (como ciertos parásitos en países en vías de desarrollo, la presencia de cálculos biliares, o infecciones de la vejiga no tratadas) también pueden predisponer a la vejiga al desarrollo de cáncer.

Si se deja crecer con el paso del tiempo, un tumor de la vejiga destruirá y reemplazará el tejido normal de la vejiga. Si no se trata, las células cancerosas de la vejiga pueden invadir otros tejidos dentro de la pelvis, como los nódulos linfáticos, uréteres, vagina, útero, próstata, y recto. En casos avanzados, las células cancerosas de la vejiga también pueden viajar a través del cuerpo, causando que el cáncer invada otros órganos y tejidos, incluyendo los nódulos linfáticos, pulmones, hígado, y huesos.

Referencias:

Campell's Urology. 8th ed. New York, NY: Elsevier Science; 2002: 2732-2765.

Cecil Textbook of Medicine. Philadelphia, PA: WB Saunders Company; 2002: 633-634.

Conn's Current Therapy. 54th ed. Philadelphia, PA: WB Saunders Company; 2002: 720-721.

What you need to know about bladder cancer. National Cancer Institute website. Disponible en http://www.cancer.gov/cancerinfo/wyntk/bladder. Accedido diciembre 2002.

Última revisión septiembre 2012 por Mohei Abouzied, MD

La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un professional medico. LLAME A SU MEDICO DE INMEDIATO SI PIENSA QUE PODRIA TENER UNA EMERGENCIA. Siempre busque consejo médico antes de comenzar un nuevo tratamiento o si tiene preguntas sobre una condición médica.